The National Advocate for People with Down Syndrome Since 1979

National Down Syndrome Society
666 Broadway, 8th Floor
New York New York 10012
800-221-4602
info@ndss.org 

Mitos y Realidades

MITO: El síndrome de Down es una condición genética rara.

REALIDAD: El síndrome de Down es una condición genética rara que ocurre frecuentemente. Uno 691 niños que nacen vivos tienen el síndrome de Down. Esto representa apróximadamente 6,000 nacimientos por año solamente en los Estados Unidos. Hoy, el síndrome de Down afecta a más de 400,000 personas en los Estados Unidos.

MITO: La mayoría de los niños con síndrome de Down nacen de padres de edad mayor.

REALIDAD: El ochenta por ciento de niños nacidos con síndrome de Down nacen de madres menores de 35 años de edad. Sin embargo, la incidencia de nacimientos de niños con síndrome de Down sí aumenta con la edad de la mujer.

MITO: Las personas con síndrome de Down son severamente retardados.

REALIDAD: La mayoría de las personas con síndrome de Down tienen un IQ entre la retardacion leve a moderada. Los niños con síndrome de Down son definitivamente educables. Los educadores e investigadores todavía están descubriendo el potencial educativo completo de estas personas.

MITO: La mayoría de las personas con síndrome de Down están institucionalizadas.

REALIDAD: Hoy dia las personas con síndrome de Down viven en sus hogares con sus familias y son partícipes de las actividades educativas, profesionales, sociales y recreativas de sus comunidades. Ellos están siendo integrados en los sistemas de educación regular, y toman parte en deportes, acampando, música, programas de arte, y algunas otras actividades de sus comunidades. Además, ellos se socializan con personas que tienen y no tienen discapacidades. Como adultos ellos también tienen empleos y viven en casa hogares y en otras viviendas con arreglos más independientes.

MITO: Las familias no encuentran apoyo en la comunidad para sus hijos.

REALIDAD: En casi todas las comunidades de los Estados Unidos hay grupos de apoyo para padres y otras organizaciones de la comunidad que directamente proveen servicios a las familias de individuos con síndrome de Down.

MITO: Los niños con síndrome de Down deben ser matriculados en programas de educación especial o en clases separados.

REALIDAD: Los niños con síndrome de Down actualmente están siendo integrados en los salones de clase de educación regular en escuelas a través del País. En algunos casos ellos son integrados en cursos específicos, mientras que en otros casos los estudiantes estan totalmente integrados en clases regulares para todas las materias. El grado de inclusión es basado en las habilidades del individuo. El objectivo es de la inclusión total, en la vida social y educativa de la comunidad.

MITO: Los adultos con síndrome de Down no son empleables.

REALIDAD: Las empresas están buscando a los adultos jóvenes con el síndrome de Down para una variedad de posiciones. Ellos están siendo empleados en oficinas pequeñas y medianas, por ejemplo, en los bancos, corporaciones, asilos de enfermos, hoteles y restaurantes. Ellos trabajan también en las industrias de música y espectáculo, en posiciones administrativas y en la industria de las computadoras. Las personas con el síndrome de Down traen a sus trabajos su entusiasmo, confianza y dedicación.

MITO: Las personas con síndrome de Down siempre están alegres.

REALIDAD: Las personas con síndrome de Down tienen los mismos sentimientos como todos las personas. Ellos responden a las expresiones positivas de amistad, se ofenden y se desconciertan con conducta desconsiderada.

MITO: Los adultos con síndrome de Down no pueden formar relaciones que lleven al matrimonio.

REALIDAD: Las personas con síndrome de Down tienen citas, socializan y forman relaciones. Algunos se casan. Las mujeres con síndrome de Down pueden y tienen niños, pero tienen un 50 por ciento de posibilidad de tener un hijo con síndrome de Down. Aunque raro, los hombres con síndrome de Down pueden procrear niños.

MITO: El síndrome de Down es incurable.

REALIDAD: A través de la intervención temprana, terapia del habla, terapia física y terapia ocupacional, es posible mejorar muchos de los problemas asociados con el síndrome de Down. Además, las investigaciones sobre el síndrome de Down están contribuyendo a grandes avances para identificar los genes en el cromosoma #21 que causa las características del síndrome de Down. Los científicos tienen mucha esperanza que en el futuro será posible mejorar, corregir, o prevenir muchos de los problemas asociados con el síndrome de Down.

  • Buddy Walk
  • NDSS Yourway
  • My Great Story
  • NDSS DS-Ambassadors